Moras

in Salud y Nutrición

Moras1

Nos despedimos del verano y llega el otoño, y con él, uno de los mejores alimentos naturales que aparecen en esta época del año: las moras.

Es en los meses de septiembre y octubre cuando estas frutas silvestres (y también los arándanos o las frambuesas) alcanzan su punto álgido de maduración, adquiriendo así el sabor dulce con matices ácidos y el color oscuro brillante que las caracteriza. Es estas fechas cuando estas frutas están, por ello, listas para ser recolectadas y consumidas.

 

Estos frutos son bajos en calorías y muy ricos en vitaminas y en taninosantocianina y pterostillbene, unos compuestos con numerosas propiedades antioxidantes que refuerzan las defensas y protegen de enfermedades.
Es por ello por lo que el consumo de moras también puede ayudar a mantener a nuestro organismo protegido de los radicales libres que favorecen el envejecimiento prematuro de las células, y a mantenernos más jóvenes durante más tiempo.
Las moras, son, en definitiva, unas frutas silvestres deliciosas y con numerosas propiedades que las convierten en un perfecto aliado de la salud y en todo un regalo de la naturaleza.

Estas son todas las razones por las que deberías incorporarlas a tu dieta este otoño y todo lo que pueden hacer por ti. ¡Toma nota!

  1. Las moras son unas de las frutas que más antioxidantes aportan a nuestro organismo, al ser ricas en compuestos naturales como las antocianinas (flavonoides) y carotenoides.
  2. Estos antioxidantes ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de las células.
  3. Al aportar nutrientes como la vitamina K y vitamina B6, las moras también ayudan a mejorar los procesos digestivos y aceleran y regulan el metabolismo.
  4. Sus propiedades favorecen la descomposición de los alimentos más difíciles de digerir, como las grasas.  
Las moras tienen un alto contenido en vitamina C, que ayuda a proteger el sistema inmune y a reforzar las defensas del organismo.
Por ello, pueden contribuir a que suframos menos enfermedades, como la gripe o los resfriados.