Propiedades de las FRESAS!

Propiedades de las FRESAS!

in Salud y Nutrición

Fresas cesta

La fresa es uno de los frutos rojos más populares en España, porque a su delicioso sabor se añaden sus reconocidas propiedades nutricionales, ya que se trata de una fruta muy rica en antioxidantes, fibra , minerales magnesio, potasio), que aporta flavonoides y vitaminas (C, B2, B3,ácido fólico) y que tiene un bajo contenido en azúcares y calorías, por lo que encajan bien en la mayoría de las dietas.

Aproximadamente un 90% de la fresa es agua, y en torno a un 7% son hidratos de carbono (fructosa, glucosa y xilitol).

La temporada de la fresa se extiende de marzo a mayo, mientras que la del fresón –sobre todo si es de invernadero– se amplía de enero a junio.

Aunque a todos nos puede gustar sola, bañada con zumos, leche o en batido o smoothies, también puede formar parte de ensaladas o guarniciones.

Además de constituir el tentempié o el postre preferido de muchos, también es un alimento que proporciona múltiples beneficios para la salud.

De hecho, algunos estudios ya empiezan a sugerir que el consumo de fresas podría ayudar a prevenir algunos tipos de enfermedades cardiovasculares, a potenciar el sistema inmune, a regular los niveles de colesterol en sangre, a mejorar la capacidad neuronal, a disminuir los procesos inflamatorios, e incluso a retrasar los procesos de oxidación, entre otras ventajas.

Vamos a resumir los beneficios de la fresa en los siguientes puntos:

  1. Es una estupenda fuente de vitamina C
  2. Tiene efecto antioxidante
  3. Refuerza los huesos
  4. Aumenta las defensas
  5. Es antiinflamatoria
  6. Ideal en dietas para perder peso
  7. Es depurativa y diurética
  8. Regula el tránsito intestinal

 

Fuente de vitamina C

Tal vez te sorprenda saber que 100 g de fresas contienen más vitamina C que una naranja… ¿lo sabías?

Hemos dicho que la vitamina C es necesaria para la formación del colágeno, los huesos y los dientes, los glóbulos rojos,. Además favorece la absorción del hierro presente en los alimentos, y aumenta la resistencia a las infecciones. Es una vitamina fundamental en cualquier etapa de la vida, pero sobre todo en la infancia. Pero también lo es durante el embarazo, ya que ayuda a la formación del colágeno del feto y, favoreciendo la absorción del hierro, es útil para combatir la anemia ferropénica, algo común durante esta etapa.

Antioxidante

Las fresas son ricas en vitamina C y ácido cítrico, que potencia su acción. Pero la vitamina C no es la única sustancia antioxidante presente en esta fruta: también contienen flavonoides (la antocianina, pigmento vegetal responsable del color de la fruta), y vitamina E, todas sustancias con efecto antioxidante.

Pero: ¿qué es un antioxidante? Es una molécula que retrasa y combate la oxidación de otras moléculas. La oxidación es una reacción química que produce radicales libres, responsables del envejecimiento celular que ocasiona muchas enfermedades, como las cardiovasculares, las degenerativas y el cáncer.

Fortifican los huesos

Las fresas contienen potasio, magnesio y vitamina K, todos nutrientes importantes para la salud de los huesos. El potasio interviene en el equilibrio de los niveles del pH del organismo, es decir el equilibrio entre ácidos y alcalinos. Los huesos actúan como una reserva alcalina, y una dieta pobre en frutas y verduras ricas en potasio genera una producción mayor de ácidos, por lo que el organismo ataca las reservas alcalinas de los huesos para equilibrar el pH, causando la pérdida del calcio y enfermedades como la osteoporosis.

Antiinflamatorias

Son muchos los componentes de esta fruta que tienen efecto antiinflamatorio: el ácido salicílico es la materia prima para la obtención del ácido acetilsalicílico, comercialmente conocido como Aspirina. También contiene fenoles, que inhiben la producción de la enzima ciclooxigenesa, relacionada con las inflamaciones.

Fresas para perder peso

Ya hemos hablado de la baja cantidad de calorías de la fresa. Pero además es fuente de fibra y agua, que dan sensación de saciedad y ayudan a disminuir los picos de hambre entre horas. Por otra parte, la antocianina (el pigmento que da color a los frutos rojos) limita la digestión de las grasas después de las comidas.

Refuerzan las defensas

Es sabido  que la vitamina C previene los resfriados… ¿o no? Pues tal vez te sorprenda saber que muchísimos estudios científicos han demostrado que la vitamina C no ayuda a prevenir ni curar los resfriados. Pero lo cierto es que la vitamina C junto con el ácido fólico mejoran y aumentan las defensas del organismo reforzando el sistema inmunitario. La unión de estos dos nutrientes aumenta la producción de glóbulos rojos y blancos, y también de anticuerpos, que funcionan como barrera para virus, parásitos y bacterias.

Poder depurativo y diurético

Las fresas tienen efecto diurético y depurativo, porque estimulan la micción y por consiguiente la eliminación de toxinas a través de la orina. Por ello son buenas en caso de hiperuricemia, porque contribuye a eliminar el ácido úrico y sus sales. También combate la retención de líquidos, y por el mismo motivo la hipertensión arterial.

Regulan el tránsito intestinal

Siendo rica en fibras, favorece el normal tránsito intestinal. Además las fibras «atrapan» sustancias nocivas como el colesterol, que de este modo es eliminado con las heces. Favoreciendo el tránsito intestinal, limita el tiempo de contacto de las sustancias nocivas con el tejido intestinal, evitando el estreñimiento.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *